26 abr. 2017

Fin de semana MONTESSORI

    El artículo de hoy lo quiero comenzar con la siguiente frase:


     La mente de los niños posee una capacidad maravillosa y única: la capacidad de adquirir conocimientos absorbiendo con su vida todo lo que observan. Lo aprenden todo inconscientemente, pasando poco a poco del inconsciente a la conciencia. 

   Se les compara con una esponja, con la diferencia de que la esponja tiene una capacidad de absorción limitada, sin embargo, la mente del niño es infinita. El saber entra en su cabeza por el simple hecho de vivir.
Se comprende así que el primer período del desarrollo humano es el más importante. 

Este fin de semana, he tenido la oportunidad de asistir a un curso organizado por "PLANETA MONTESSORI - Escuela Activa para el desarrollo integral",  sobre "Materiales Montessori", impartido por Elvira Rosillo de "VINCULADOS - Casa de niños".
Un fin de semana de observar, tocar, sentir, vivir, aprender... desde algunos de los materiales en la primera etapa de este método. 

Siempre he creído y creo en una educación totalmente diferente a la que tenemos, en la que los protagonistas son los niños/as.

Desde el ámbito de la Grafología Educativa, donde me suelo mover a diario siempre he pensado que esta metodología va muy cogida de la mano con la Grafología, sobre todo en  su primera etapa, donde se trabaja la psicomotricidad fina de forma extraordinaria, dando un excelente resultado a la hora de sujetar el útil escritural cuando comienzan a adentrarse en el mundo de la escritura.



No hay comentarios:

Publicar un comentario